MI AMOR, ME VOY A TRABAJAR FUERA DE CASA

Hace 1 año, 3 meses y 2 días he sido la persona más feliz siendo tu mamá 24×7. Me quedaría contigo la vida entera, aprendiendo junto a ti, las dos, tú y yo para siempre; yo aprendiendo a ser tu mamá y tú creciendo a mi lado, como hasta ahora.

Escribo esta carta, aunque sé que no la vas a leer, necesito sacar lo que tengo dentro. Te amo tanto que quisiera decirte y me comprendas que sí me voy a trabajar, no te abandono, lo hago por ti, por nuestra familia. No mentiré, se me caen las lágrimas escribiéndote esta carta, y pienso que te extrañaré demasiado.

Me he preparado para “la guerra”, tengo cámaras para verte y hablarte, batería de celular extra en mi cartera, correré a la hora del almuerzo para verte y estar contigo 20 minutos, volveré a mi trabajo, y correré a la salida para volverte a abrazar y cargar, besarte, jugar, bañarte y luego te dormirás y solo te abre visto 1 hora y media.

Voy y vengo mi amor, será rápido y mamá estará en casa.

Te amo.

Aquí la carta que le escribí a Fer:

20 de agosto de 2017,

1 año, 3 meses y 2 días, no se pasó rápido ni lento, solo pasó. Hace 458 días me convertiste en tu mamá; totalmente inexperta y en una explosión de sentimientos llegaste a mí, una chinita colorada gordita, te veía tan chiquitititita. Es casi imposible poner en palabras lo que una madre siente. Me cambiaste la vida 360°, realmente teniéndote en mis brazos entendí la frase “se puede morir de amor”, pues sí.

De las decisiones que he tomado, sin duda la mejor fue dedicarme a ser tu mami full time todo el primer año, me exprimiste hijita, nunca estuve tan cansada! Pero tampoco fui más feliz. Fui yo quién te guió, te cuidó, te acompañó, te mire dormir, hay “dormir”… me hiciste luchar para que duermas y apra que gatees también jajaja. Te he visto ponerte de pie, decir tu primera palabra, subirlas las escaleras, he estado ahí y visto como exploras y te sorprendes cada día con algo nuevo, y es que en un día aprendes tanto, creces y desarrollas tanto.

Ahora veo que todo mi trabajo, este de ser mamá, fue perfecto para ti y para ti, eres una bebé taaan feliz, sociable, intrépida, hábil motrizmente. Ser mamá no es una chamba pagada o reconocida como ser gerente de algo… pero debería serlo porque criar gente es sin duda el más grande aporte, lo más sostenible como ser humano, criar gente de bien.

Fer, mi amor, ahora he tomado la decisión de regresar a una chamba dependiente, lo hago por nuestra familia y siempre pensando en ti. Seré tu mamá 24/7, participaré de tu crianza, NOS ADAPTAREMOS, ESTARÉ SIEMPRE.

Te ama,

Mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *